sábado, 27 de septiembre de 2014

FRANCISCO DE GOYA. BIOGRAFÍA, ETAPAS Y CARACTERÍSTICAS TEMÁTICAS Y ARTÍSTICAS.

Los 82 años de la vida de Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828) abarcan un amplio y trascendente espacio de la vida española. No ha habido ningún pintor en la historia de España tan comprometido con su tiempo, que dejara una visión tan mordaz y tan profunda. Y es que le tocó vivir dos épocas muy distintas, que casi coinciden con sus etapas vitales: la del optimismo de la Ilustración y la del pesimismo de la guerra y el oscurantismo. Hay un Goya sano, alegre y esperanzado que confía en la razón para cambiar el mundo en el que vive  y un Goya enfermo que se duele de la tragedia de la invasión napoleónica, el fracaso liberal y el enfrentamiento entre las dos Españas.
Aquí os ofrezco un breve esquema de sus etapas pictóricas y de su vida, que podéis completar con el breve apunte en Scribd que viene a continuación.


pFORMACIÓN Y ETAPA ZARAGOZANA. 1760-1774.

ASCENSO SOCIAL EN MADRID. 1775-1793.

n- LOS CARTONES PARA TAPICES.
n- LA PRIMERA CRISIS DE SU SORDERA. 1793.

pGOYA PRIMER PINTOR DEL REINO. 1793-1808.

- EL RETRATO OFICIAL.
- GOYA RETRATISTA DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA.
n - EL GOYA ILUSTRADO Y CRÍTICO.

pGOYA ATORMENTADO. 1808-1823.

- LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA.
- LAS PINTURAS NEGRAS. 1819-23.
- EL RETRATO OFICIAL PARA FERNANDO VII.

pGOYA EN EL EXILIO FRANCÉS. 1823-1828.

.....


No fue un artista precoz. Necesitó más de cuarenta años para ser el pintor complejo que hoy conocemos.  Su evolución artística no es lineal ni se encaja en ningún estilo pictórico, por lo que no podemos catalogarlo dentro de un esquema convencional. Pudo pintar al gusto rococó o neoclásico y a la vez ser un claro precursor de las vanguardias contemporáneas.



CARACTERÍSTICAS TEMÁTICAS

Goya destaca por ser un pintor de temática audaz e imaginativa, lo que le lleva practicar múltiples temas y desde enfoques distintos a lo largo de su vida.
  • Escenas costumbristas. En los cartones para tapices gusta representar escenas y juegos populares con personajes refinados y castizos a un tiempo. También aparecen en El entierro de la sardina y otros óleos de pequeño tamaño y los grabados de Tauromaquia.
  • Retratos. Es uno de nuestros mejores retratistas en la línea que ya inició su admirado Velázquez. Como pintor de moda se codea y retrata a la familia real, a la nobleza y a sus amigos intelectuales y artistas. Tanto si se trata de obras de encargo, como las hechas por iniciativa propia, siempre se mantiene fiel al modelo sin idealizarlo. Al contrario, sus personajes trasmiten hondura psicológica y algo de la subjetividad del artista. En muchos retratos de la nobleza  sus posturas rígidas nos indica la idea de la importancia que esta clase social tiene de sí misma. En el retrato de su amigo Jovellanos vemos a un ilustrado soñador y trabajador. En la familia de Carlos IV se muestra inmisericorde, trasluciéndose en las miradas de sus miembros una total vacuidad.
Retrato de Carlos IV, 1789 y de El Empecinado, 1814.

  • Crítica social y religiosa. Los pequeños cuadritos (La Inquisición, Procesión de disciplinantes...) y sus grabados (Caprichos y Disparates) le permiten expresarse con total libertad a cerca de lo que piensa sobre la condición humana y sobre las instituciones y el modelo social del Antiguo Régimen.
  • Cuadros de historia. Vive la Guerra de la Independencia en primera persona y le deja tan honda huella que la intentará captar con toda su barbarie y crueldad. Su visión no es heroica, es trágica, muy alejado de los presupuestos neoclasicistas de un David. Goya presenta la historia como una carnicería donde no hay lugar para la belleza.
  • La pintura religiosa. Se nos presenta bajo distintos aspectos: el academicismo del Cristo en la Cruz, el tema popular en los frescos de San Antonio de la Florida, el glorioso contrarreformismo de los frescos de la Basílica del Pilar de Zaragoza o el sentimiento religioso más profundo en La última comunión de San José de Calasanz.
  • Visiones deformes del mundo. Grabados, Pinturas Negras y pequeños óleos pintados para sí mismo o para ser publicados  describen un mundo interior desolado y alucinante, que es el que siente el artista en los años posteriores a la Guerra
  Aquelarre de brujas en óleo, pinturas negras  y grabado de los Caprichos




CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS
  • Goya posee un lenguaje pictórico que necesita expresarse por medio de todas las técnicas posibles: pinta al óleo sobre lienzo, en tabla, sobre hojalata o directamente sobre la pared; dibuja, graba en aguafuertes o en litografía.
  • En su primera época le interesa fundamentalmente el colorido luminoso y las composiciones armoniosas.
  • En épocas posteriores la pincelada se hace suelta, apenas son machas o borrones que dan la impresión de detallados vestidos o lazos.
  • En los lienzos de historia busca  destacar la acción renunciando a los detalles, con lo que obtiene escenas llenas de vida.
La guerra de la Independencia. Fusilamientos del 3 de Mayo y grabado de Los Desastres...


  • En las pinturas negras los colores se reducen a negros, grises y sepias, consiguiendo con tan corta gama cromática efectos expresionistas muy notables.

TRASCENDENCIA DE LA PINTURA DE GOYA

Goya careció prácticamente de discípulos, sin embargo, su influencia se ha dejado sentir en toda la pintura posterior no sólo española sino también internacional. Movimientos y pintores del siglo XIX y XX le tienen como pintor de referencia:
  • El Romanticismo. Admira su atrevimiento temático.
  • El impresionismo. Recoge sus aportaciones técnica sobre la pincelada.
  • El expresionismo. Pocos pintores han trasmitido tanto de su interior a través del color o la deformidad de sus personajes como Goya.
  • El fauvismo. Le interesa cómo en su etapa final libera el color de su dependencia de la realidad.
  • El surrealismo. El mundo de los caprichos o de los disparates es una inmersión en el mundo de las pesadillas.

1 comentario: