miércoles, 1 de octubre de 2014

GINKANA EN EL MUSEO THYSSEN BORNEMISZA. UNA VISITA DISTINTA CON ALUMNOS A UN MUSEO.

Después de la Ginkana que preparó Manuel Sosa el curso pasado para visitar y disfrutar con alumnos de Diversificación del Museo del Prado, un compañero suyo, Loic Caballero, se ha animado a preparar una actividad similar en el Museo Thyssen Bornemisza. Ha sido tan amable que me ha pasado el material que piensa utilizar por si puede servir a alguien más.



Os recuerdo para el que no los sepa que la Ginkana es un juego que consiste en encontrar "algo", en este caso cuadros dentro de un Museo,  y en resolver a continuación unas preguntas o pasar unas pruebas que nos lleven a la solución. Es una idea excelente para hacer una visita dinámica a un Museo en el que el alumno recorre por su cuenta el Museo en busca de respuestas, que algunas veces obtiene de la observación de los cuadros y que otras necesitará la ayuda desinteresada de quien visita el Museo.

La idea surge de cómo hacer atractiva la visita a un museo a alumnos que no serían capaces de seguir una visita guiada. Es una apuesta arriesgada pero por lo probado el curso anterior muy positiva. Si queréis saber de esa experiencia en el Museo del Prado pinchar aquí.

A continuación, os presento el cuestionario que se entrega a los alumnos. Este cuestionario ha sido hecho días antes por el profesor. Esta visita previa es necesaria para cerciorarse de que los cuadros están en las salas que deberían y sacar ideas sobre lo que se podría preguntar.


Aquí tenéis un plano de la colección por si os sirve de ayuda antes de ir al Museo, luego allí podéis conseguir uno actualizado en la entrada.


Loic tiene intención de explicarles previamente algunos cuadros, para que se sientan más familiarizados con ellos y tengan algunas ideas previas. También, al finalizar la actividad, les insistirá en dos ideas que subyacen en el recorrido que les ha planteado:
  • La primera, es hacerles reflexionar sobre la evolución técnica y mental de la pintura a lo largo de los siglos. De la figuración realista hasta la abstracción.
  • La segunda, que entiendan cómo ha cambiado la representación de la sociedad. Cómo los pintores y sus obras son testigos de la sociedad en la que viven.


Esta es una idea de partida que admite muchas variaciones. Se me ocurren las siguientes.
  • La podemos adaptar al nivel que queramos. Haciendo más fácil o más difícil el cuestionario. 
  • Podemos utilizar el mecanismo de pista que lleva a otra pista. Es decir que la siguiente pregunta se tenga que resolver por la respuesta dada en la anterior. Ejemplo: "pasa  a la sala que está en la dirección de la mirada del retratado y busca allí..." Hay que tener cuidado en elaborar una secuencia lógica de pistas, que no rompa la concatenación.
  • Los profesores pueden ser parte de alguna pista dentro de la ruta. Esto servirá para tener un poco de control sobre la actividad. Puede ser divertido ponerles como requisito para darles la siguiente pista que sepan contestar a alguna de las preguntas que ya deberían haber resuelto.
  • El escenario de la ginkana puede ser cualquier museo, pero también el casco antiguo de una ciudad.
  • Se puede poner un premio a los primeros en acabar correctamente la prueba para hacerla más interesante.



  • Si es posible deberían hacer fotografías de aquello que se les ha requerido (¡el teléfono móvil puede servir por primera vez como instrumento educativo!). Esas fotografía las podrían utilizar para un trabajo posterior, básicamente poner en limpio las contestaciones. Con esas fotografías se podía animar también a los más hábiles en informática a hacer una película o unas proyecciones. Se puede dar premio a la mejor foto.

  • .... Os dejo espacio para que hagáis otras sugerencias...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada