sábado, 27 de septiembre de 2014

ARTE PERSA AQUEMÉNIDA. HISTORIA, ARQUITECTURA Y ARTES FIGURATIVAS. CARACTERÍSTICAS Y OBRAS PRINCIPALES.

En este artículo y en la  presentación que le acompaña expondré un pequeño estudio sobre la civilización persa en el periodo en que gobernó la dinastía aqueménida.

CONTEXTO CRONOLÓGICO Y GEOGRÁFICO.

La Historia de la Persia Aqueménida es corta en comparación con la de otras civilizaciones como Egipto o Mesopotamia. Se inicia a mediados del siglo VI a. C con su fundador Ciro El Grande, que se independiza de los medos y que expande su reino más allá de la meseta iraní. Sus sucesores continuarán su obra, aunque tropezarán dos veces en el siglo V con la Grecia Continental. Su fin llega el año 330 a. C. en que Alejandro Magno, como rey de Macedonia y del resto de los griegos, derrotó a Darío III, último de los monarcas aqueménidas, y conquistó su imperio.




El imperio persa abarcaba extensas regiones: por el Este llegaba hasta el río Indo, por el Norte lindaba con las estepas Siberianas, el mar Caspio y la cordillera del Cáucaso y por el Oeste sometió a civilizaciones culturalmente mucho más avanzadas como Mesopotamia, Asiria, la costa de Fenicia y Palestina, Egipto, Anatolia, el Asia Menor griega y la Tracia.

El atraso cultural del pueblo persa, nacido como tribu pastoril, fue compensado por la asimilación que hicieron de todas las grandes civilizaciones que sometieron. Desde el punto de vista artístico compusieron una amalgama ecléctica con base mesopotámica, pero también con elementos egipcios y griegos. El arte resultante es un estilo utilizado para la exaltación del soberano.

ARQUITECTURA PERSA. CARACTERÍSTICAS Y OBRAS.

En arquitectura tenemos dos edificios significativos: el palacio y la tumba.
En cuanto al palacio, repite el modelo asirio-mesopotámico elevado sobre zócalo, con puertas monumentales protegidas por genios de toros alados con cabeza humana. Sus escaleras y salas se decoran con relieves o azulejos que muestran a su rey y a su poderoso ejército (la guardia de los Inmortales). Los principales palacios son el levantado por Ciro en Pasargada, el de Jerjes en Persépolis y el de Artajerjes y Darío en Susa.

Palacio de Persépolis.


El otro edificio relevante es la tumba real donde se imitan modelos constructivos egipcios y mesopotámicos (hipogeos y zigurat/pirámide). Destacan los hipogeos reales que se excavaron a media altura de la montaña cerca de Persépolis en el paraje conocido como Naqsh-i Rustam.

Dos de los hipogeos de Naqsh-i Rustam. Persépolis.



En esta civilización no encontramos templos, ya que la religión persa es zoroastrista, culto monoteísta al dios sol que no necesita un sitio cubierto para su culto.
La aportación arquitectónica más original de los persas es el uso que hacen de la columna. Con ella crean en los palacios grandes salas de recepción o apadanas (sala de las cien columnas), que debían resultar imponentes. La columna persa es un compendio de elementos egipcios (base campaniforme y tramo de capitel palmiforme), griegos (fuste y tramo de capitel jónico) y mesopotámico (zapata con animal mitológico).

ARTES FIGURATIVAS PERSAS. CARACTERÍSTICAS Y OBRAS.

En las artes figurativas los persas muestran predilección por el relieve. Con ellos decoran los exteriores de los hipogeos reales y las estancias públicas de los palacios. Sus imágenes recuerdan a las asirias, pero sin la perfección ni la exaltación de la violencia de éstas. Las escenas son muy repetitivas y seriales: el soberano como receptor de tributos de los pueblos vencidos y sus soldados desfilando rígidamente. Sin embargo, la imagen más conocida tal vez sea  la que ilustra la portada de la presentación, que representa a uno de los Inmortales, realizado en un colorístico ladrillo vidriado (azulejo), proveniente del palacio de Susa. No hay apenas representaciones de temática religiosa puesto que su único dios, Aura-Mazda, se representa como un disco solar alado.

Soldados con ofrendas. Palacio de Persépolis



Para  practicar el comentario de imágenes figurativas pinchad este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada