lunes, 29 de septiembre de 2014

ARTE PREHELÉNICO (MINOICO Y MICÉNICO). LAS ARTES FIGURATIVAS. CARACTERÍSTICAS Y PRINCIPALES OBRAS.

Tras analizar  la arquitectura prehelénica en el anterior artículo, veremos en esta presentación  las representaciones figurativas prehelénicas tanto en soporte escultórico como en pintura. Antes se darán unas pequeñas nociones sobre las características de la figuración de estos pueblos.



Características artísticas.
  1. Estereotipo humano. Personajes estilizados y sensuales, cuyos rasgos físicos más significativos son la enorme estrechez de la cintura  (cintura de avispa) y el pelo moreno largo y ondulado. Desde el punto de vista de la vestimenta: los hombres visten faldilla y llevan el torso desnudo; las mujeres suelen portar un vestido largo hasta los pies, que sorprendentemente deja los pechos al descubierto.
  2. La influencia egipcia se manifiesta en las obras solemnes como los frescos que representan procesiones, donde los elementos más arcaicos son los protagonistas: personajes hieráticos; representados con rigidez y atendiendo a la  ley de la frontalidad; y  escenas donde a través del color plano se niega la profundidad o el volumen.
  3. La modernidad y la originalidad asoma en las escenas y personajes más intrascendentes. Podemos encontrarnos con figuras en pleno movimiento y que resultan muy sensuales por sus formas curvilíneas. Pero la verdadera originalidad radica en sus temas, que a menudo buscan tan sólo una imagen estéticamente bella: "el arte por el arte".
Coperos de Knossos.



Los pugilistas. Akrotiri, Thera.



La escultura.

La gran época de la escultura cretense se extiende del 2000 al 1400.
  • Se trabaja el relieve y el bulto redondo, siendo las figuras de pequeño tamaño.
  • Los materiales son generalmente ricos: esteatita, criselefantina (marfil y oro), pero también se trabaja la loza o terracota y el estuco (para los relieves parietales).
  • Temáticamente destaca la representación ligada con la religión: ya sean sacerdotisas o diosas en terracota (alzando las manos o portando serpientes), figurillas exvotos o los objetos rituales como los ritones zoomórficos.
  • Algunas obras cerámicas pueden estar decoradas con relieves geométricos y florales e incluso  con escenas narrativas de la vida cotidiana (vaso de los segadores).
Ritón de los Segadores de Hagia Triada. Creta.



La escultura micénica nos ofrece sobre todo relieves como el de los leones de la puerta de Micenas o los objetos de orfebrería hechos en oro (máscara de Agamenón y vasos de Vafio), que formarían parte de  los ajuares mortuorios.

La pintura.

La pintura es lo más primoroso que nos han legado los artistas prehelénicos. Su arte es delicado, triunfando la estilización y la finalidad decorativa.
  • Soporte. Tanto en los palacios de Creta, como en las viviendas de Akrotiri o como en los megarones de la Grecia micénica, el soporte principal de la pintura es el muro decorado al fresco: temple, sin más preparación, sobre el revestimiento de estuco fresco. El segundo soporte sería los objetos cerámicos.
Paredes al fresco de Akrotiri en el Museo arqueológico de Atenas.


  • Iconografía:
  1. Seres humanos realizando acciones religiosas o festivas: procesiones solemnes en las que participan hombres y mujeres prototípicos (príncipe de la Flor de Lis, La Parisiense, coperos...) escenas de tauromaquia (preferentemente el salto del toro)...
  2. Paisajes de tierra y de mar donde poder introducir los animales: peces, conchas, delfines (megarón de la reina en Knossos) , antílopes, monos (viviendas de Akrotiri), tórtolas y animales mitológicos  (Knossos)...
  3. Escenas de barcos surcando los mares o de plantas en la montaña.
  4. Los micénicos introducen el tema bélico. Véase la pintura griega.
La cerámica.

La industria cerámica cretense aprovecha los ejemplos llegados desde todos los puntos de las costas del Egeo y dle Mediterráneo Oriental. Imita, sobre todo, los vasos de piedra egipcios en alabastro o en mármol veteado.

Cerámica de Camares. s. XVIII. Creta.



Pero también crea formas originales de efectos colorístas en el llamado estilo de Camares, cuya perfección técnica (vasos de "cáscara de huevo") es difícil de superar. Estas obras de fondo negro se decoran con elementos vegetales  (flores y hojas estilizadas que se abren en curvas y espirales) que se confunden con los animalísticos (pulpos y peces).

A partir del siglo XVI, los ceramistas cretenses adoptan el fondo claro y la decoración monócroma (pardo oscura). La estilización se hace mayor anunciando la geometrización de siglos posteriores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada