viernes, 26 de septiembre de 2014

EL ARA PACIS DE OCTAVIO AUGUSTO. RECONSTRUCCIÓN Y DETALLES


Reconstrución del Altar de la Paz erigido por Octavio a Augusto el año 13-9 a. C. en el campo de Marte. Los relieves son de lo mejor que nos ha legado la escultura romana. Es un edificio conmemorativo-alegórico de la paz y la prosperidad alcanzada en tiempos del primer emperador. A menudo se equipara con el friso de las Panateneas del Partenón por la procesión de la comitiva que acompaña a Augusto a inaugurar precisamente este edificio. En los lados está representada toda la familia imperial y en la entrada el genio de Roma o la diosa Tierra junto con una escena que representa Eneas realizando un sacrificio. El mismo Virgilio adaptó el mito del héroe troyano para hacerlo coincidir con la historia de Augusto. Las escenas están separadas por una greca o cenefa de un zócalo inferior donde aparecen roleos de acantos y grutescos. En el interior propiamente dicho se encuentra el altar. Los muros por dentro solamente tienen decoraciones con motivos rituales como bucráneos y guirnaldas.
El edificio fue reconstruido en 1938 .
En marzo de 2009, expertos arqueólogos han dado a conocer la hipotética y sorprendente policromía del monumento, que podemos ver en conjunto.


En esta otra imagen podemos ver detalles de las pilastras, grecas y grutescos, además de la escena de las Lupercales en el que la loba amamanta a Rómulo y Remo.

Estamos muy acostumbrados a ver este tipo de obras en su blanco marmóreo, y no sólo por las que provienen de la antigua Grecia y Roma, sino también por las que hemos heredado siguiendo su estilo del Renacimiento, Barroco y Neoclásico, y, en consecuencia, se hace difícil acostumbrar su percepción y entendimiento si las viéramos coloreadas. Veamos la propuesta de KutatexiLus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada