martes, 30 de septiembre de 2014

ERIC FISCHL (2). ARTISTA COMPLETO. INFLUENCIAS Y ESCUELA. LA ESCULTURA A PARTIR DE LOS AÑOS 90. The New York Academy of Art.

Ya hemos tratado del pintor estadounidense Eric Fischl en un primer artículo: de cómo se inició en la figuración a finales de los 70 y de las características temáticas y técnicas que le definen en su madurez. En este segundo artículo vamos a analizar  aquellas influencias artísticas que han dejado huella en su obra pictórica de gran formato. También entraremos a ver su trabajo artístico en  la escultura, una dedicación relativamente reciente. Por último, veremos algún otro pintor americano más joven en la línea de Fischl, surgidos de la New York Academy of Arts, la institución con la que colabora nuestro pintor..

Eric Fischl en su estudio delante del boceto preparatorio del retrato de "Los Price", 2008.



Influencias

El estilo de Fischl bebe directamente en las fuentes de la pintura realista americana y europea del siglo XX. En su obra podemos encontrar, fundamentalmente, las siguientes influencias o inspiraciones.
  • En sus inicios su figuración y temática está más cercana al pintor polaco-francés Balthus con el que puede compararse en sus inquietantes escenas eróticas de adolescentes.
  • En los años posteriores está más en la línea de Lucien Freud, pintor británico, al que recuerda en sus desnudos maduros, en absoluto idealizados , y en los retratos tendentes a una caricaturización expresionista.
  • Se le suele hacer deudor de su compatriota Edward Hopper, porque a veces se inspira en él para aquellas escenas en las que se requiere una iluminación de interior  y  para crear atmósferas de intimidad. Sin embargo,  en Fischl pone mucha carga sexual explícita en sus personajes y menos ensimismamiento introspectivo.
  • También se le relaciona con los fotorrealistas e hiperrealistas americanos de los sesenta como Richard Estes, evidentemente por el uso que hace de la fotografía para elaborar sus cuadros y composiciones. Pero Fischl usa la fotografía como un medio no para conseguir una calidad de su pintura que dé apariencia de realidad, sino para captar el instante, el gesto o la composición. En esto se parece más a los impresionistas.
Descubre quién es quién. Tres obras de Fischl y tres de Balthus, Freud y Hopper



Los mundanos impresionistas me parecen más cercanos a su obra  que algunos de los anteriores. Con ellos tiene en común su obsesión por captar el instante y el momento lumínico. Otros puntos de contacto son la cotidianeidad de sus temas y las composiciones fotográficas. Fischl declara una admiración especial por Manet, tal vez porque se considere como el pintor del XIX un escandaloso revulsivo para la sociedad en que vivieron. El desayuno en la Hierba u Olimpia causaron un impacto en Francia parecido al que provocó su Bad Boy en Estados Unidos. No obstante,  en el conjunto total de su obra haya tal vez más de Degás y de Renoir.

Más remotamente, en sus caudros hay mucho de los pintores barrocos italianos, especialmente de Caravaggio del que admira el tenebrismo y el naturalismo. Su visita a Roma en 1996 le confirmó que su obra debía tener el sentimiento y la tensión dramática que supieron darle los grandes del Barroco. En su lista de pintores preferidos también están Velázquez y Goya.

En definitiva es un pintor postmoderno que se siente a gusto con los clásicos y con los pintores figurativos más cercanos a los que reinterpreta y de los que se sirve para crear su propio estilo.

La obra escultórica.

A mediados de la década de los 90 Fischl empezó a realizar esculturas como instrumento preparatorio para visualizar en tres dimensiones sus figuras pasadas a lienzo. Decisiva fue su visita a la ciudad de Roma en 1996 en las que realizó numerosos apuntes y luego óleos de las obras más importantes de Bernini, de Miguel Ángel y de los escultores helenísticos griegos (serie Roma). Este fue el detonante necesario para dar el paso al trabajo en serio con el bronce. Comprendió que este arte le permitía expresar mucho más profundamente sus sentimientos y emociones. Rodin también le dejó una profunda huella.

The Offspring of a Murderous Love. Roma, 1996. Óleo.


Sin título. 1997. Entre el Boxeador del Quirinal y Apolo, el desollador de Marsias.


Su primer trabajo importante en este campo es relativamente reciente. Después de los estudios preparatorios y ensayos de finales de los 90, le llegó un gran proyecto en el año 2000, la escultura del Memorial al tenista Arthur Ashe en el estadio de Flushing Meadows (Nueva York). En esta obra, titulada "Soul in flight", se compendian las enseñanzas obtenidas de los grandes maestros de la antigüedad y del siglo XIX. Fischl quiso crear un modelo épico y atemporal que enlazase la escultura contemporánea con la de los kuroi griegos, de ahí la necesidad de representar a Ashe desnudo y en el acto de sacar, pero sin raqueta. El bronce no aparece detallado, incluso tiene la apariencia de inacabado, pero a su vez es plenamente dinámico y expresivo. La postura recuerda a la del  Gladiador Borghese.

Soul in flight. 2000. Flushing Meadows (Nueva York).



Su obra más conocida y controvertida ha sido la "Mujer cayendo", que representa a una de las víctimas de las Torres Gemelas en caída libre desde el edificio. No es de extrañar la susceptibilidad que generó la obra al realizarse en 2001, el mismo año del atentado. A mi juicio, es tal vez oportunista y precipitado, pero no trata el suceso con banalidad, sino que intenta hacer comprensible el horror y la angustia de las vícitmas en esas horas trágicas. El espejo temático en el que se miró para conseguir la intensidad de estos sentimientos fue Los burgueses de Calais de Rodin, otra historia dramática que concentra en los cuerpos y en loss rostros las emociones de los condenados a muerte. Fischl quiso llegar al espectador a través del dolor y hacerle partícipe de lo vulnerable que es el ser humano.

Tumbling woman, 2001. Mujer cayendo.


La escultura que ha realizado desde el año 2000 se ha exhibido con el título "Ten Breaths" en la Galería Mary Boone de Nueva York a finales del 2008. También ha estado itinerante por Europa, en Hannover (Alemania) y en París, de donde se ha obtenido el vídeo en la Galería Daniel Templon. En esta serie, además de Mujer cayendo, también se expone El Buen Samaritano, que recuerda a la Piedad Rondanini de Miguel Ángel, y el conjunto de The Congress of Wits.




La escuela. The New York Academy of Arts.

Eric Fischl ha creado escuela en estos 40 años como artista. Su pasado como profesor de pintura entre 1974 y 1978 en el Nova Scotia College of Art and Design de Halifax (Canadá) le dejó buen regusto y por ello no es extraño que colabore con la New York Academy of Arts. Esta institución es muy diferente a la californiana en la que estudió, se podría decir que está en el polo opuesto, puesto que aquí la base educativa es tradicional, como podemos ver en las imágenes de abajo. Fue fundada en 1982 para que todo aquel que quisiera estudiar en ella pudiese adquirir las herramientas de anatomía, de historia del arte y de técnica escultórica, pictórica y dibujística que recibieron los grandes maestros del pasado.




De los artistas que han salido de esta institución y que tienen en Fischl un modelo a seguir destacaría a Jacob Collins y a Aaron Board, a los que os animo a seguir. Collins además de desnudos tiene unos paisajes bellísimos y también se ha especializado en bodegones e interiores en penumbra. Board es un pintor más joven, que está empezando a desarrollar su estilo y apunta maneras.

Jacob Collins. Anna and Arturo, 2006



Aaron Board. The Ill Astrayter. 2005



Página web

No hay comentarios:

Publicar un comentario