viernes, 26 de septiembre de 2014

Tassili n´Ajjer, paisajes y pinturas prehistóricas.

La Meseta de Tassili es un área montañosa en pleno desierto del Sahara, en el sudeste argelino. Su configuración geológica de areniscas y la acción erosiva del desierto ha creado un paisaje único declarado Reserva de la Biosfera. 




También recibió en 1982 el título de la Unesco de "Patrimonio Mundial de la Humanidad" por el conjunto de  pinturas y grabados rupestres que se han encontrado en una extensión de cerca 72.000 kilómetros cuadrados. Se calcula que sobre sus rocas existen más de 15.000 representaciones figurativas, por lo que estamos, sin duda alguna, ante una de las más importantes y ricas manifestaciones artísticas procedentes de la prehistoria. El territorio todavía esta siendo catalogado puesto que, aunque se conocían desde 1933, hasta 1956 no merecieron un estudio en profundidad.



En ellas se reproducen las idas y venidas de muchos pueblos y animales que habitaron la zona hace miles de años, cuando el clima del Sahara era otro. Los grabados más antiguos de Tassili pueden datarse hacia el 12.000 a.de J.C., lo que coincidiría con el magdaleniense europeo. Mientras que las pinturas son posteriores (mesolítico y neolítico) y datan varios milenios entre ellas. Algunos arqueólogos se han atrevido a clasificarlas según la actividad del ser humano y la figura animal predominante:


- La etapa del Cazador (6000 a 4000 a.J.C), en la que la especie animal más representada es un antílope extinguido. Aparecen también hipopótamos, elefantes y jirafas. El hombre aparece cazando.

- La etapa del Pastor (4000 a 1500 a.J.C), caracterizada por representaciones muy abundantes de bóvidos, escenas de vida pastoril y de recolección de frutos.


- La etapa del Caballo (1500 a 600 a.J.c). En las pinturas aparecen caballos, carros de dos ruedas y escenas bélicas. Podrían ser escenas que representaran al  mítico pueblo de los garomantes que, según Herodoto,  controlaba una antigua vía de comercio a través del Sahara, desde Tripolitania (en la costa de la actual de Libia) hasta el río Níger.


- La etapa del Camello (a partir del 600 a.J.C). El avance del desierto hizo que el camello tomase el relevo al caballo como único animal que resiste los desplazamientos en la zona.La figuración de esta época es la más escasa y no es de extrañar porque sólo en pequeños oasis es posible la vida.

Algunos investigadores han relacionado estas manifestaciones artísticas con las pinturas del mesolítico y del neolítico del levante y sur español por las grandes similitudes estilísticas y temáticas que guardan.
  • Figuras humanas y animales convertidas en siluetas, rellenas de colores  monocromos en gamas de ocres.
  • Yuxtaposición de las figuras y gran dinamismo.
  • Composiciones formando escenas de caza, de guerra, de pastoreo, de recolección, de ritos religiosos o de danza que evolucionan desde un estilo más realista, las más antiguas, hasta unas representaciones estilizadas y esquemáticas, las más recientes.
Como punto de comparación ofrezco la siguiente imagen tomada en un abrigo del levante español a miles de kilómetros de allí.

Danza ritual de mujeres en torno a un hombre. Cogull, Lérida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada