jueves, 2 de octubre de 2014

LOS PINTORES PRERRAFAELISTAS (I). William Holman Hunt , Dante Gabriel Rossetti y John Everett Millais.

En 1848 un grupo de jóvenes artistas y poetas ingleses fundaron en Londres la Hermandad PrerrafaelistaPre-Raphaelite Brotherhood (PRB). En ese acto estuvieron William Holman Hunt , Dante Gabriel Rossetti y John Everett Millais, entre otros. Estos tres pintores se habían conocido estudiando en la Royal  Academy of Arts. Su espíritu rebelde les unió contra el academicismo de esta institución oficial  y contra la sociedad materialista surgida de la revolución industrial. En años siguientes se adhieron al grupo y al estilo otros artistas como Edward Burne-JonesWilliam Morris o John Waterhouse.

Millais. Cristo en casa de sus padres, 1849-1850.


Se llamaron prerrafaelistas porque consideraban que había sido a partir de la obra de Rafael Sanzio que la pintura había perdido autenticidad. Reivindicaban, por tanto, a los pintores anteriores del siglo XV  (Quattrocento italiano) y de finales de la Edad Media (Trecento y primitivos flamencos). Esta corriente artística vino a ser una reacción romántica de vuelta nostálgica a un pasado idílico, un camino de evasión hacia algo más noble y elevado que la sociedad moderna en la que se veían obligados a vivir. En su pacto fundacional se comprometieron a llevar una vida modélica y virtuosa según los principios del cristianismo. Esta reacción, en rigor, deriva del movimiento de los Nazarenos alemanes, que ya en 1810 habían formado en Roma una fraternidad con objeto de vivir en comunidad bajo la guía de su devoción religiosa y de su amor al arte.

Hunt. La sombra de la muerte, 1870-1873.


El Prerrafaelismo no tuvo un éxito inmediato e incluso generó un movimiento en contra de la crítica artística. El único defensor literario que elogió sus trabajos fue el prestigioso John Ruskin. En puridad éste fue su padre ideológico, puesto que lo que hacían los prerrafaelistas era llevar sus teorías estéticas a la pintura. Con el paso del tiempo, incluso una vez desaparecido el grupo como tal, su influencia en la pintura inglesa y europea se dejó sentir hasta entrado el siglo XX.

Características técnicas.

Desde el punta de vista técnico hay dos corrientes
  • Aquellos como Hunt Millais que buscan reflejar la naturaleza con gran detallismo y realismo, pero con gran carga simbólica. Su colorido es brillante y su terminación está en la línea del realismo casi fotográfico.
  • Los que prefieren la idealización y para los que no es tan importante ni el color ni la exactitud del detalle, como Rossetti.
Rossetti. La ghirlandata, 1873.


Características temáticas.
  • Temas religiosos cristianos desde una perspectiva distinta, más humana. 
  • Escenas de inspiración shakespeariana y del ciclo artúrico, donde los personajes, sobre todo los femeninos, adquieren un carácter épico y simbólico.
  • Escenas pastoriles y de la vida cotidiana de tono moralizante.
Veamos la obra de algunos de ellos.

William Holman Hunt  (1827-1910)

Hunt fue el pintor que más fiel se mantuvo al  principio básico del prerrafaelismo de expresar ideas morales serias a través del arte combinándolas con un acercamiento sincero y realista a la naturaleza.

Para dar más credibilidad a sus escenas religiosas viajó desde 1854 varias veces  a Egipto y Palestina con el objeto de captar los paisajes y la luz de las localizaciones originales. Tenía obsesión por la exactitud  histórica y por el colorido fuerte.

Hunt. El chivo expiatorio, 1854.


El chivo expiatorio data de su primer viaje a Palestina (1854) y muestra a un macho cabrío abandonado en las orillas del Mar Muerto.  El chivo representa al animal que ,según  Libro del Levítico, debe ser expulsado de los rebaños de las tribus de Israel como parte de un sacrificio ritual de limpieza. En consonancia con la teología cristiana, éste era la premonición del sacrificio redentor de Jesús y representaba pues al Mesías: "y el macho cabrío llevará sobre sí todas sus iniquidades a la tierra no habitada." Hunt creía que un tratamiento realista de su alegoría bíblica podría realzar el mensaje espiritual.

Dante Gabriel Rossetti (1828-1882)

Tenía un talento prodigioso para la poesía y algo menor para la pintura. De hecho no llegó a dominar correctamente la técnica del óleo, prefiriendo expresarse en la acuarela. Fue el miembro de la Hermandad que más buscó las referencias en el  Trecento y el Quattrocentto, debido a sus orígenes italianos, y también fue el más místico.

Sus obras como La Anunciación, conocida también como Ecce ancilla Domini!, nos muestran la sencillez y el primitivismo de sus composiciones. La perspectiva incorrecta le liga a las obras de Giotto más que a las de sus compañeros prerrafaelistas. Este premeditado primitivismo no fue entendido por los críticos de la época que despreciaron este cuadro por ello.  También fue criticada la iconografía:  el mostrar una virgen como una muchacha atemorizada o el gesto del ángel que señala el seno de María con el lirio se entendió como una referencia fálica.

Rossetti. Ecce ancilla domini!, 1849-50.


Otra obra suya muy conocida es Beata Beatriz. Es un retrato idealizado, espiritual y simbólico de la bella mujer de RossettiElizabeth Siddal. Fue la modelo de muchos otros pintores prerrafaelistas porque poseía una belleza y un aire entre altivo y dulce que cautivó a todos los miembros del grupo, convirtiéndola en el arquetipo femenino. Rossetti y Lizzy se casaron en 1860, pero ella murió trágicamente dos años después por una sobredosis de láudano.

Rossetti. Beata Beatriz, 1864.


Rossetti evocó a su fallecida esposa en este cuadro-poesía en 1864, creando un paralelismo con la historia de Dante y Beatriz. La figura tiene una expresión de éxtasis, más sensual que religioso. Un pájaro rojo maligno deposita con su pico entre sus brazos una amapola o adormidera, flor de la que se obtiene la droga que utilizó Lizzy para su suicidio. Las dos figuras que se miran sin hablar son las del poeta Dante y su idolatrada Beatriz. Un reloj de sol simboliza el inexorable paso del tiempo.

John Everett Millais (1829-1896)

Fue el pintor más dotado del grupo prerrafaelista. Sobresale por su ejecución minuciosa y por el dominio del color.
En 1852 obtuvo un gran triunfo con La muerte de Ofelia, tras la reticencia con la que la crítica había acogido sus obras anteriores como Cristo en casa de sus padres (1850). El cuadro representa a la heroína de Shakespeare muerta en el lecho de un arroyo al haber caído cuando adornaba con flores un sauce en memoria de su padre Polonio, al que por error había dado muerte su enamorado Hamlet.

Millais. Ophelia, 1851-1852.


En La muchacha ciega (1856) quiso conmovernos con la idea de que la belleza de la  luz  y del  cielo, tan intensos después de una tormenta, no pueden ser contemplados por la joven ciega, pese a los esfuerzos que hace su acompañante por explicárselo.

Millais. La muchacha ciega, 1856.


Desde aproximadamente 1860 el estilo de Millais cambió argumentando que tenía que mantener una familia. Se separó del principio prerrafaelista de expresar conceptos morales para pasarse a una pintura más popular y el retrato.


++++----++++


En otros artículos continuaremos con otros pintores:
Edward Burne-Jones,
John Waterhouse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada