sábado, 27 de septiembre de 2014

EDOUARD MANET (1832-1883). ETAPAS, CARACTERÍSTICAS Y PRINCIPALES OBRAS.

Edouard Manet es conocido como el pintor que marcó la ruptura entre el arte oficial académico y las nuevas visiones de la pintura contemporánea.

Comtempla esta presentación para ver una parte importante de su obra. Debajo te ofrezco una síntesis de sus etapas y obras más significativas.


Manet se inicia en la pintura con uno de los pintores academicistas más notables Couthure, que le inculca el amor por los clásicos y sobre todo por la pintura veneciana. Pese a ello no trabajará siguiendo las normas más estrictas y en su obra inicial se aprecia que siente la misma necesidad que Courbet y los pintores realistas de contemporaneizar su obra. Ya antes de su visita a España en 1865 estaba seducido por el "exotismo tópico" de  tema español ("españoladas"), como podemos ver en Lola de Valencia o el Torero muerto. Mucha mayora atracción sentirá por  España cuando conozca en el museo del Prado de  primera mano la pintura de Velázquez y de Goya.

Manet es un pintor difícil de clasificar porque es capaz de evolucionar  a fórmulas artísticas muy distintas,  como lo demuestra el cambio tan radical que sufre su paleta, su pincel y sus temas al conocer a los  jóvenes pintores impresionistas a partir de los años 70. Aunque en su obra siempre se aprecia un eclecticismo capaz de unir todo un universo de influencias: por un lado,  Tiziano, Giorgione, Velázquez, Goya y Courbet ; y,  por otro, las técnicas de los jóvenes pintores.
El escándalo  que protagoniza en 1863 al presentar al Salón El almuerzo sobre la hierba, donde aparece un desnudo femenino con hombres vestidos a la manera coetánea, va a resultar vital para el cambio en su carrera pictórica. Las críticas serán mayores en 1865 cuando presente Olimpia, desnudo de una prostituta parisina. Su rebeldía le convierte en ídolo de todos los pintores no academicistas, pese a que él mantenga la esperanza de ser admitido oficialmente en la Academia. Esta es la razón por la que nunca llegó a exponer junto a los demás impresionistas, ni siquiera cuando su obra ya se había impregnado del nuevo estilo.

Es precisamente en este estilo en el que realiza su obra maestra El bar del Folies Bergere (1881).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada