martes, 30 de septiembre de 2014

EL MONASTERIO DE CLUNY. MODELO DE IGLESIA ABACIAL Y DE MONASTERIO ROMÁNICO BENEDICTINO. La reconstrucción de Cluny III

Alrededor del año 1000, en pleno apogeo de la sociedad feudal, las diversas corrientes prerrománicas desembocan en el que se considera primer estilo medieval europeo: el románico. El edificio paradigmático del arte románico es el monasterio, y el más importante de la época es el de Cluny (Borgoña, Francia), la orden que impulsa la estética del románico. Desgraciadamente fue destruido durante la Revolución Francesa, aunque los planos de esta inmensa abadía se han recompuesto y hoy podemos reconstruirlo.

El primer Monasterio. Cluny I (910-990).

El duque de Aquitania Guillermo I donó territorios a la orden benedictina para que fundaran en el año 910 el monasterio de Cluny. La comunidad inicial fue de doce monjes, pero rápidamente crecieron y fueron alcanzando gran autonomía tanto de los obispos como de los reyes. Los monjes negros, así llamados por el color de su hábito, extendieron su influencia en pocos años por toda Europa.
La primera construcción era de dimensiones humildes. Fue consagrada en el año 927 y debió ser un edificio de estilo otoniano.

Monasterio de Cluny I . s. X.



Cluny II (950-1100).
Con el fulgurante aumento de poder y de riqueza de la orden se decide crear un nuevo monasterio el año 950 junto al anterior  (Cluny II). El plan general se diferencia del plano utópico de San Gall en que en lugar de múltiples edificios pequeños, se fusionan las funciones y se crean grandes alas alrededor de varios patios. Aparece la sala capitular en la parte interna del edificio y se deja para la exterior el edificio para los hermanos legos, el noviciado y el hospital.

Monasterio Cluny II. s. XI.



Los legos se hacen cargo de las tareas cotidianas, en aumento a causa del incesante crecimiento de las propiedades. Los monjes sacerdotes se dedican exclusivamente a las tareas espirituales o políticas de la gran sociedad conventual. Cluny se convierte en el centro de la orden determinante de la vida religiosa de Europa, es el momento de máxima expansión a través del os caminos de peregrinación.

Iglesia del Cluny II sobre un mapa con las fundaciones cluniacenses hasta el siglo XI.



La segunda iglesia del monasterio edificada entre los años 955-981 será el modelo a seguir de las iglesias románicas en el siglo XI. Tiene una fachada con dos torres, un nartex, un cuerpo longitudinal de tres naves abovedadas, un crucero destacado en planta y en altura, un cimborrio decorado con bandas lombardas sobre la intersección y una cabecera acabada en tres ábsides.

El monasterio de Cluny III (1088-s. XIX)

A finales del siglo XI la orden vuelve a tener la necesidad de ampliar el monasterio y la iglesia para dar l satisfacción a una comunidad de trescientos monjes. El claustro, que ya había sido ricamente decorado en Cluny II, adquiere cada vez más importancia como espacio de meditación del monasterio. Los capiteles se decoran con escenas del Antiguo y del nuevo Testamento, dando pie a que se hagan en otros monasterios benedictinos.

Cluny III. S. XII.



El monasterio de Cluny fue el modelo para 1.500 sedes monacales que  llegó a tener por toda Europa. Los equipos de canteros salidos de allí seguían idénticas técnicas constructivas. En este vídeo puedes ver explicada la disposición de esta pequeña ciudad. El claustro se mantuvo en parte, derribándose las naves longitudinales de la iglesia Cluny II, pero se respetó la cabecera. Otras dependencias se remodelaron o se ampliaron.

Vídeo de Artehistoria sobre el Monasterio de Cluny



La parte más destacada del conjunto es la iglesia, que sobrepasa las dimensiones conocidas hasta entonces (se acercaba a los 200 metros de largo), convirtiéndose en el edificio más grande construido hasta el Renacimiento. A ella tenían acceso tanto los monjes como los señores feudales y los siervos de los alrededores.

Planta, sección del ábside  e interior de la nave longitudinal de la iglesia abacial de Cluny III.



En el siguiente vídeo puedes introducirte en ella gracias a las nuevas tecnologías e incluso oír un renovado canto gregoriano.



La iglesia fue levantada ente el año 1088 y el 1135. Tenía un prolongado nartex enmarcado entre dos torres que servía para las procesiones solemnes. Le seguía un cuerpo longitudinal de cinco naves, cuya central se cubrió con bóveda de cañón apuntada y las laterales con bóvedas de aristas. Poseía un coro con una inusitada combinación de dos cruceros con cimborrios y torres. La cúpula del corazón del edificio se levantaba hasta los 35 metros.

Alzado lateral, maqueta y vista de pilares y ventanales interiores.



Todas las líneas convergían hacia la cabecera donde se hallaba el ábside con el altar. Detrás del cual se abrían un deambulatorio o girola. Tanto ésta como los cruceros poseían absidiolos o altares auxiliares para que los monjes pudieran cumplir con su obligación de consagrar.
No poseía tribuna, aunque sí triforio ciego muy alto y muchos ventanales por donde entraba la luz. Estos eran posibles debido a que ya se empezó a utilizar el arbotante para transmitir el peso de las bóvedas centrales hacia los contrafuertes exteriores. También como novedad se pueden ver los primeros arcos y bóvedas apuntadas.

Torre del crucero que hoy queda en pie e interior de la misma.



Del edificio sólo se conserva el brazo sur del transepto mayor con la torre, a la que se conoce como "del agua bendita".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada