viernes, 14 de noviembre de 2014

ROBERT BURNS. DIANA Y SUS NINFAS

Robert Burns (1869-1941) fue un pintor exponente del estilo Art Nouveau en Escocia y un destacado creador de motivos decorativos a la manera del movimiento Arts and Crafts. Combinó su trabajo como ilustrador de libros y pintor/decorador con la enseñanza, llegando a ser el Jefe del departamento de Pintura del Edinburgh College of Art durante la segunda década del siglo XX.

Robert Burns posando con tres de sus alumnas del Edinburgh College of Art en 1910.  La de la derecha es Dorothy Johnstone y la de la izquierda Helen Urquhart.


Trabajó principalmente como diseñador gráfico y se le considera uno de los autores claves para entender el Celtic Revivalist o el movimiento para recuperar la cultura tradicional escocesa. Desde la década de 1890 empezó a recopilar leyendas y cuentos escoceses con la intención de reescribirlos e ilustrarlos en libros, aunque esto no ocurrió hasta a partir de los años 20.

This is the man, ilustración de Robert Burns para el cuento The House that Jack Built, publicado en 1937.



Sus dibujos en acuarela sobre papel recuerdan el trabajo de las vidrieras.

Robert Burns, (British, 1869-1941) Two studies for a Scots Ballad framed as one. Gouache, 30 x 18.5 cm.


Sus cuadros iniciales están a caballo de los movimientos predominantes en la Inglaterra de finales del siglo XIX, en un estilo que a veces está más cercano al academicismo historicista, otras al prerrafaelismo e incluso al impresionismo tras visitar París. Hasta tiene cuadros orientalistas dado que también pasó algún tiempo visitando el norte de África y como muchos otros pintores quedó prendado del exotismo de Marruecos. También practicó el paisajismo. Sin embargo, en sus cuadros siempre hay un poso de ese romanticismo decimonónico y medievalista algo melancólico. El óleo de las tres mujeres que tenemos debajo puede ser buen ejemplo de esa eclecticismo de estilos. Narra la trágica leyenda del marino Patrick Spens y la princesa Margaret, heredera al trono de Escocia, que naufragaron en el viaje desde Noruega. Las mujeres de los marineros esperan la llegada de los expedicionarios inútilmente desde la costa.

Robert Burns. The Ballad of Sir Patrick Spens, 1902. Óleo sobre lienzo, 113 x 198 cm.


Sin embargo, su obra más famosa, porque una parte se conserva en la National Gallery  de Edimburgo, es la decoración del interior de los Salones de té Crawford´s en Princes Street, Edimburgo (1926). Los interiores fueron pintados por Burns en estilo modernista. Sólo se ha rescatado la escena de Diana y sus ninfas.

Robert Burns. Diana y sus ninfas, 1926. Óleo, pan de oro y temple sobre lienzo, 198,10 x 198,10 cm. Galería Nacional de Edimburgo.



Se trata de un bellísimo cuadro en el que el pintor combina distintos materiales como óleo, temple y pan de oro. La mezcla de colores planos, casi esmaltados y de un efecto brillante, crea una auténtica maraña. Las formas vegetales se entrelazan caprichosamente con los animales (monos, leopardos y pájaros) y las ninfas. El resultado es un aspecto selvático exuberante y sensual muy atractivo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada