martes, 30 de septiembre de 2014

LA ARQUITECTURA GÓTICA, CARACTERÍSTICAS GENERALES. CONTEXTO HISTÓRICO Y GEOGRÁFICO.

El arte gótico es el segundo estilo internacional de la Edad Media  (el primero fue el románico) que se desarrolla en toda la Europa dependiente del Papado de Roma desde la segunda mitad del siglo XII  en Francia (finales en otros países) al primer tercio del siglo XVI (en Italia hasta comienzos del siglo XV).  En esta presentación podrás ver algunos de los rasgos histórico-artísticos que identifican este estilo y las características arquitectónicas.



Contexto histórico-artístico.

La Baja Edad Media todavía sigue siendo, como la Alta, una sociedad que se define como rural, feudal y cristiana: sin embargo, hay ciertos matices que hay que tener en cuenta.
  • El gótico nació íntimamente ligado al crecimiento de las ciudades y al desarrollo de su organización política-administrativa. Una nueva clase social, la burguesía, irá ganando peso en la sociedad medieval. Tendrá los medios económicos para levantar los nuevos edificios necesarios en las ciudades que gobierna. También buscará su propio bienestar y querrá rodearse de obras bellas.
Ambroggio Lorenzetti. Alegoría del Gobierno. Palacio comunal de Siena.




  • La sociedad sigue sometida a un sistema injusto de relaciones de poder y de privilegios. Sólo en las ciudades se respira una cierta libertad y se mantiene una  lucha por romper el sometimiento al señor feudal. La monarquía apoyará a los burgos en esta lucha como forma de aumentar su poder sobre la aristocracia feudal.
La pirámide social en la Edad Media.




  • La religión, y la Iglesia como institución, sigue siendo la base de la vida y de la cultura medieval, aunque  se aprecian ciertas diferencias y rupturas con respecto al románico. Por ejemplo, el mensaje religioso se humaniza, ya no se quiere llegar a las almas a través del terror del fin del mundo, que simbolizaba el Pantocrátor que presidía portadas y ábsides.  Ahora los principales temas son amables vírgenes o cristos sufrientes que garantizan a través de su intercesión o de su sacrificio la posibilidad de salvación de la humanidad. A partir del siglo XIII la Iglesia pierde el monopolio de la cultura creándose universidades y una masa creciente de laicos dedicados a todas las artes y saberes.
La arquitectura seguirá siendo el arte más importante de este periodo medieval. Escultura y pintura siguen supeditados a la primera de las artes, aunque en el siglo XV se puede apreciar una mayor evolución e independencia de aquellas.

Orígenes y cronología.

Este periodo recibió la denominación de "gótico" en el siglo XIX como equivalente a "bárbaro", al considerar que este estilo en nada seguía las normas del mundo clásico.
Los orígenes están en Francia y se los disputan las regiones de la Isla de Francia y la Normandía. En ambos lugares encontramos bóvedas de crucería y arcos apuntados durante la primera mitad del siglo XII. No obstante, es en la región parisina de la Isla de Francia donde la arquitectura gótica alcanzará sus formas más definidas a partir de la segunda mitad del siglo XII.

Catedrales, monasterios y universidades góticas.




Tampoco debemos olvidarnos de la orden del Císter como coautor y difusor a través de sus fundaciones por toda Europa de las novedades arquitectónicas del nuevo estilo.
Podemos establecer cuatro periodos.
  1. La transición con el románico en el siglo XII. Se incluyen muchos edificios comenzados en el románico y acabados en el gótico. Se limita fundamentalmente a regiones de Francia y a monasterios fundados por el Cister.
  1. El siglo XIII. Momento de esplendor cuando se levantan  las principales catedrales y se populariza el nuevo estilo por todos los países desplazando al románico.
  1. El siglo XIV. Siglo en el que se concluyen o rematan los edificios levantados en el siglo anterior. En Cataluña se levantan las principales construcciones  religiosas. A mediados del siglo, sin embargo, hay un parón constructivo que durará varias décadas fruto del terrible desastre demográfico que fue la "Peste Negra".
  2. El siglo XV y primer tercio del siglo XVI. En Italia ha surgido un nuevo estilo, el Renacimiento, y en el resto de Europa e incluso en ciertas zonas del norte de Italia el gótico evoluciona hacia acabados decorativos más recargados. Podríamos decir que estamos ante la etapa barroca del gótico. En España coincide con el final de la reconquista y con el reinado de los Reyes Católicos, lo que generará un estilo muy especial definido como gótico isabelino (por Isabel de Castilla).
Características arquitectónicas.

1.- Finalidad. Los monumentos más característicos siguen siendo los edificios religiosos: los monasterios, sobre todo de las órdenes del Cister y de San Francisco,  y las catedrales ciudadanas.
Pero desde el siglo XIV cobran cada vez más importancia los edificios civiles erigidos en las ciudades: casas de ayuntamiento, palacios, lonjas de comercio, hospitales, colegios mayores universitarios...

La ciudad de Siena. torre de la Signoría.




2.- Materiales. El gótico utiliza primordialmente el sillar de cantero, aunque como sucedía en la arquitectura románica en ciertas zonas de Europa puede utilizarse además otros materiales como influjos de otras culturas o civilizaciones (las placas de mármol de color en la Toscana o el ladrillo mudéjar en España).

3.- Elementos sustentantes. El muro pierde en el gótico su importancia como elemento macizo y sustentador. Es más un elemento de cierre o un soporte decorativo de la pintura (Italia) o de los ventanales con vidrieras. La columna queda como detalle decorativo de pequeño tamaño o si realiza funciones sustentantes es en claustros o separando las naves de iglesias góticas primitivas. Es el pilar cruciforme quien asume el protagonismo de sostener el edificio en el interior, a través de las columnas adosadas que enlazan con los arcos y  con los nervios de las bóvedas. En el exterior, el sostén se reparte escalonadamente a través de un sistema de contrafuertes unidos, como gran novedad del gótico, por arcos de descarga del peso o arbotantes. Para asentar el contrafuerte se refuerza o se remata con un peso extra en su ápice conocido como pináculo, que además pasa a ser un elemento decorativo original de ese estilo.

El elemento de sostén el gótico. Esquema en una iglesia.




4.- Elementos sostenidos. Es tal vez la nota más distintiva del Gótico.
  • El arco apuntado es el elemento sostenido simple, que al estar constituido por dos segmentos que se apoyan mutuamente y contrarrestan sus empujes, permiten un mayor equilibrio y una mayor altura al edificio. Los arcos apuntados irán evolucionando a lo largo de los siglos del gótico de apenas estar ligeramente apuntados a serlo muchísimo en el siglo XV y ser denominados lanceolados o flamígeros. En este siglo final además podemos ver que se utilizan otros muchos arcos más como: el tudor (Gran Bretaña), el conopial, el carpanel, el escarzano, el mixtilíneo, el lobulado...
Tipos de arcos góticos.




Dos arcos apuntados que se cruzan en diagonal, crean una estructura denominada crucería, sobre la que se puede levantar una bóveda. La bóveda de crucería concentra su peso  en puntos determinados a través de los nervios. Esta bóveda simple se denomina cuatripartita. A partir del siglo XIII se aumenta el número de nervios y las bóvedas pasan a ser llamadas sexpartitas, de terceletes, estrelladas, de abanico...

Bóveda estrellada calada. Capilla del Condestable de Castilla. Catedral de Burgos. S. XV.




5.- Elementos decorativos.

a) En los edificios góticos a menudo se mezcla lo estructural con lo decorativo. Toda forma funcional puede convertirse en forma artística como ya hemos apuntado que ocurre con el pináculo.  Pero, pongamos algunos ejemplos más:

- Los canalones de desagüe de la lluvia se transforman en monstruos diabólicos o grotescos, las gárgolas, que asoman burlándose de nosotros y dejan caer el agua a través de su boca.

- Los contrafuertes de la fachada sirven para abocinar la puerta de entrada y se camuflan con multitud de esculturas y decoración minuciosa.

- Las tracerías que sostienen los vidrios de los ventanales se convierten en fantasiosos soportes orgánicamente entretejidos que con el paso de los siglos se harán más complejos.

Elementos decorativos interiores y exteriores del gótico.




b) Se siguen utilizando con carácter ornamental los elementos arquitectónicos y de figuración ya utilizados en el románico, aunque con impronta gótica:

Arquerías ciegas y vivas con arcos apuntados o lobulados; pórticos de entrada con tímpanos, jambas y arquivoltas que contienen figuras más realistas; los capiteles de las columnas y de los pilares son ahora  sólo vegetales.

Catedral de Amiens, s. XIII. Detalle de la fachada principal.



c) La ornamentación se inspira en la geometría (círculo-rosetón, triángulo-gablete, cono prismático-pináculo) y en el mundo vegetal (hojas de cardo o cardinas, frondas o brotes de plantas, florones o plantas/flores abiertas, folias u  tréboles de tres, cuatro  o seis hojas).

d) La luz y el color de las vidrieras dota a los interiores de las iglesias góticas de una magia decorativa especial, que las hacen cambiantes con el paso de las horas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada