sábado, 4 de octubre de 2014

LA VIRGEN DE LOS REYES CATÓLICOS. LA PINTURA HISPANO-FLAMENCA EN LA CORTE DE ISABEL I DE CASTILLA.

El resurgimiento del país operado bajo la monarquía de los Reyes Católicos se acompañó de un florecimiento artístico inusitado en el que la pintura tuvo gran participación. Se compraron obras de los más preciados artistas flamencos. La reina coleccionaba pinturas de los pintores flamencos como dan testimonio las que se conservan en la capilla real de Granada fruto de su disposición testamental. Vinieron pintores de fuera, entre los que son de mencionar Miguel de Sithium o Sittow (desde 1492) y Juan de Flandes (desde 1496), que se convirtieron en pintores de corte. La escasez de pintura anterior sin duda facilitó en Castilla el profundo arraigo de este estilo en el gusto de los mecenas y en la imitación de los pintores. 

Veamos una extraordinaria pieza que posee el Museo del Prado de la que se desconoce el autor, pero que sintetiza a la perfección la simbiosis entre pintura flamenca y patrocinio real.

Temática.

Se trata de un retrato de donantes con Virgen a la manera que populariza Van Eyck desde la primera mitad del siglo XV. La Virgen María, con el Niño Jesús en sus rodillas, es adorada por los Reyes CatólicosIsabel  I de Castilla (1451-1504) y Fernando V de Aragón (1452-1516), dos de sus hijos y otros personajes.

A la derecha de la composición aparece la reina Isabel con aspecto joven y resaltando en tamaño ligeramente por encima de sus acompañantes y marido. Hay que dejar claro que es la reina de Castilla. A su  lado una infanta casi de espaldas, que podría ser Isabel, la primogénita, o Juana. Detrás surgen, con aureola, Santo Domingo y una figura masculina, de rodillas y sin nimbo, con la espada al pecho, símbolo de su martirio, que se ha asociado conPedro de Arbués, inquisidor de Aragón, asesinado en 1485.

A la izquierda, se representa al rey Fernando junto con el príncipe Juan (1478-1497), el joven heredero sobre el que está puesto en este momento el destino de la unión dinástica. Detrás del rey se muestra a Santo Tomás,santo titular del monasterio de donde procede la obra, que porta una réplica de la iglesia. En un segundo plano podemos ver a un dominico al que se le identifica con fray Tomás de Torquemada (1420-1498), Inquisidor General.

A juzgar por los trajes, a la moda de 1490, y la edad del príncipe Juan, la tabla podría fecharse entre 1491 y 1493, momento en el que los Reyes rondarían los 40 años, de lo que se interpreta que sus retratos son ideales y no verídicos. Más realistas que los retratos de  la familia parecen el de Torquemada o el de los santos. Responden a modelos humanos con imperfecciones y rasgos personales.

Una pintura gótica flamenca en la corte de los Reyes Católicos.

Técnicamente la obra encaja en la pintura Fernando Gallego (Salamanca hacia 1440-1507), que tendía a exagerar la expresión de los rostros, por lo que no es descabellado la atribución a su taller. Este pintor castellano aprendió posiblemente su oficio en Flandes puesto que tiene muchas analogías con Dirck Bouts para haberlas adquirido solo con la copia de grabados y pinturas menores en Castilla. Son rasgos distintivos de su estilo también que las siluetas de las figuras fueran delgadas y los paños muy angulosos. La no confirmación de su autoría es porque el pintor castellano solía firmar otros cuadros y en este no aparece.

El perfeccionismo técnico del óleo de la pintura flamenca se hace patente en la calidad de los detalles. Los objetos quedan bajo una luz nítida que permite iluminar hasta  la figurilla más minúscula del sitial de la Virgen o el preciosismo de los bordados.

La virgen es bellísima y  en eso se aleja de la obra de Bouts. La textura del manto de la virgen y el color rojo tan intenso  recuerda a la obra de Van Eyck. A través de las ventanas podemos ver un paisaje verde flamenco, no castellano, con construcciones góticas. La perspectiva lineal central que se precipita a través de los paramentos y de las líneas del suelo sobre un punto de fuga  y la composición simétrica es muy típica de la obra de Bouts.

---

Ficha técnica.

AutorMaestro de la Virgen de los Reyes Católicos, atribuido al taller de Fernando Gallego.
Título La Virgen de los Reyes Católicos,  1491 - 1493.
Técnica y Medidas: mixta sobre tabla. 123 cm x 112 cm.
Ubicación: Museo del Prado, sala 51a.
Procede: capilla del Cuarto Real del Monasterio de Santo Tomás de Ávila.

Para ver el cuadro en alta definición pulsar aquí o sobre la imagen completa que aparece en primer lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada